Ven y descubre tu Yo Ancestral

Rafael Jesús Álvarez Córdoba (Lic. Nº1111)

Descubrir

Español - English - Italiano - Français

 

Ven y descubre tu Yo ancestral

La rica historia de Córdoba atrae cada año a judíos, cristianos y musulmanes que llegan deseosos de encontrar sus raíces en nuestras calles, plazas y monumentos como la mezquita-catedral, el barrío judío, la sinagoga o la ciudad-palacio de Madinat al Zahra, testigos de la Edad Dorada que hizo de Córdoba una de las ciudades más importantes de Europa y del Mediterráneo.

RECONSTRUCCIÓN VIRTUAL DE MADINAT AL-ZAHRA

Reconstrucción virtual de Madinat Al-Zahra

En 1984, la UNESCO incluyó a la Mezquita-Catedral en su lista de bienes Patrimonio Mundial y, diez años más tarde en 1994, esta denominación se extendió al barrio judío que se encuentra junto a ella. Este premio vino a confirmar la condición universal de nuestra ciudad donde visitantes de muy distintos orígenes, ya sean judíos, cristianos o musulmanes encuentran fácilmente esa parte de su “yo ancestral”. Será precisamente ese “yo ancestral” la clave de lectura que abrirá sus corazones permitiéndoles vivir una experiencia inolvidable.

RECONSTRUCCIÓN VIRTUAL DE LA MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA

Reconstrucción virtual de La Mezquita-Catedral de Córdoba

El Centro Histórico

 

 

Durante el paseo por el centro histórico de la ciudad tendremos la ocasión de comentar la vida de andalusíes de renombre universal como por ejemplo Averroes (أبوالوليد محمد بن أحمد بن محمد بن رشد ʾAbū l-Walīd Muḥammad ibn ʾAḥmad ibn Muḥammad ibn Rušd), Maimónides (Moshé ben Maimón, RaMBaM), Jehudah Halevi, Abū ’l Qāsim Khalaf ibn ‘Abbās al-Zahrāwī ( أبو القاسم بن خلف بن العباس الزهراوي), más conocido como Abulcasis o Albucasis padre de la cirugía moderna, el Imam Abu ‘Abdullah Al-Qurtubi o Abu ‘Abdullah Muhammad ibn Ahmad ibn Abu Bakr al-Ansari al-Qurtubi ( أبو عبدالله القرطبي‎‎) famoso por su comentario del Corán (Quran) Tafsir al-Qurtubi o el filósofo de época romana Séneca.

Centro Histórico

El Legado Musulmán

 

Mezquita Catedral de Córdoba

 

La palabra Mezquita proviene del árabe “Masjid”.

 

Durante la visita guiada a la Mezquita Catedral, aunque bien es cierto que los guías turísticos optamos por seguir un orden cronológico, también daremos “saltos” hacia delante y hacia detrás que harán la visita más enriquecedora.

 

 

Basílica visigoda de San Vicente y mezquita de Abd al Rahman I

La visita guiada de este monumento tan singular, antigua Mezquita de Córdoba transformada en Catedral en 1236, comenzará en el s.VI d.c. con la construcción de la basílica visigoda de san Vicente.

 

Con la llegada de los musulmanes a principios del s.VIII d.c. el conjunto de san Vicente sería objeto de uso compartido entre las dos religiones. Pocas décadas más tarde, sin embargo, a causa del desarrollo demográfico de la ciudad de Córdoba, el emir Abd Ar-Rahman ibn Mu’awiya ibn Hisham ibn Abd al-Malik (عبدالرحمن بن معاوية بن هشام بن عبد الملك), conocido como Abderramán I o Abd al-Rahmán I al-Dājil الداخل, ‘el que entra’ o ‘el inmigrado’ decidió comprar la parte cristiana para proceder a la demolición del conjunto de san Vicente y poder construir una mezquita en su lugar.

 

Abd al Rahman I, perteneciente a la dinastía de los Omeyas ( بنو أمية banū umayya o الأمويون al-umawiyyūn), logró escapar a la matanza que sufrieron todos los miembros de su familia. Aquí, en los confines occidentales del Islam, logró crear un emirato omeya independiente con capital en Córdoba (Qurtuba قرطبة ).

 

 

Mezquita de Abd al Rahman II

 

Treinta y seis años más tarde, en la primera mitad del s.IX, su nieto Abd al Rahman II ordenó la primera ampliación de la mezquita a causa del crecimiento poblacional de la ciudad. Fue un período de bonanza económica y de renovación intelectual. Podemos recordar la llegada desde Bagdad a la corte de Abd al Rahman II de Abu l-Hasan Ali ibn Nafi` أبو الحسن علي ابن نافع conocido como Ziryab (زرياب, «Mirlo») poeta, músico, cantante, especialista en moda y gastronomía. Con esta ampliación la mezquita dobló su capacidad hasta los 10000 fieles.

 

 

Mezquita de al Hakam II

 

La siguiente ampliación de la Mezquita fue obra del califa al Hakam II “al Mustansir bi-l-lah” الحكم بن عبد الرحمن, o al-Ḥakam ibn ʿAbd ar-Raḥmān debida, una vez más, al auge demográfico de la ciudad de Córdoba. Califa intelectual y piadoso, fundó una biblioteca sin igual en occidente y, en coherencia con su carácter religioso, al día siguiente a su subida al trono, ordenó a su primer ministro el eunuco Ya´far ibn Abd al Rahman la ampliación de la mezquita. Esta ampliación es la más bella, aquí no hay reciclaje de materiales, hecho que la diferencia de las fases anteriores de este edificio. Sus cuatro cúpulas (qubbat) creaban un potente foco de luz que iluminaba la Maqsura, espacio reservado para la oración del califa y su séquito. Al fondo y, como colofón a esta ampliación, podremos admirar el Mihrab, nicho de las mezquitas que nos indica la dirección de la Meca (Makkah), con sus ricos mosaicos de manos bizantinas regalo del emperador de Bizancio. Con esta ampliación la mezquita alcanzó una capacidad de acogida de 15700 fieles.

 

 

Mezquita de Almanzor

 

La última ampliación no será ordenada por un soberano Omeya sino por un dictador, el todopoderoso primer ministro Muhammad ibn Abi Aamir أبو عامر محمد بن أبي عامر ابن عبد الله المعافري al Mansur المنصور (el Victorioso) que aprovechó la joven edad del tercer califa Hixem II para hacerse con el poder. Esta ampliación fue un gesto de propaganda política en la que se daba más importancia a la cantidad que a la calidad. De hecho, en esta ampliación pasamos de 15.700 a 40.000 fieles en oración. Destaca la gran cantidad de firmas de trabajadores cualificados musulmanes, cristianos e incluso judíos que participaron en las obras como se podrá observar en los vaciados en yeso que hay a la salida del tesoro catedralicio.

 

 

Capilla Mayor, Crucero y Coro de la Catedral

 

La última parte de la visita se centrará en la construcción de la capilla mayor, crucero y coro de la Catedral finalizados en 1607. Como veremos, la capilla mayor no siempre estuvo en el centro. Durante la Edad Media, desde la conquista de Córdoba por Fernando III en el s.XIII hasta el s.XVII, la capilla mayor se encontró “al rincón de la iglesia” como decían los textos históricos de la época. El traslado de la capilla mayor al centro de la catedral dará lugar a una confrontación entre el obispo y el ayuntamiento de tal magnitud que el mismísimo emperador Carlos V tuvo que mediar en su resolución.

 

A causa de su dilatado período constructivo podemos apreciar un verdadero conglomerado de estilos artísticos: mudéjar, gótico, renacimiento y barroco. Los maestros mayores que participaron fueron Hernán Ruiz I, Hernán Ruiz II y Juan de Ochoa.

 

Cabe destacar la sillería del coro del s.XVIII, obra de Pedro Duque Cornejo, construida en caoba de las Antillas. Su programa iconográfico gira en torno a las vidas de Jesús, de la Virgen María y de los mártires cordobeses.

RECONSTRUCCIÓN VIRTUAL DE LA MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA

Reconstrucción virtual de La Mezquita-Catedral de Córdoba

 

Medina Azahara

 

Medina Azahara, candidata española 2018 a patrimonio mundial de la UNESCO, significa “la ciudad que brilla”.

Para una perfecta comprensión de la época de dominación musulmana, la visita de la antigua mezquita de Córdoba, símbolo religioso de la dinastía Omeya, debería verse complementada con la visita del conjunto arqueológico de Medina Azahara o Madīnat al-Zahrā‘ ( مدينة الزهراء), símbolo político de los Omeyas que se encuentra sólo a 5,5 km de Córdoba.

Haz click aquí para visitar la web especializada en Medina Azahara VisitamedinaAzahara.es

El Legado Judio-Sefardí

 

La Historia

 

 

La presencia judía en Sefarad (nombre dado por los judíos a la península ibérica) es anterior a la de cristianos y musulmanes. Es tal el arraigo que llegaron a tener, que los judíos de la península ibérica empezaron a llamarse sefardíes ( יְהוּדֵי סְפָרַד‎ ) mucho antes que los españoles empezasen a llamarse españoles. Se trata de una presencia probada de casi 15 siglos que comenzó en época del imperio romano para concluir con la expulsión decretada por los Reyes Católicos, Isabel y Fernando en 1492. La Edad de Oro del judaísmo español coincide con el período de dominación musulmana, especialmente entre el s.VIII y el s.XII. Córdoba, como capital del califato Omeya, jugó un papel fundamental como polo de atracción intelectual.

 

Durante la visita guiada al barrio judío o Judería recorreremos todas las fases de la historia del pueblo sefardita mientras nos perdemos por sus calles estrechas y sinuosas y sus pequeñas plazas. De especial interés es el análisis que realizará el guía turístico de la ola de represiones que sufrieron los “judeoconversos” de manos de la Inquisición.

 

Protagonistas

 

 

Nos encontramos en calles y plazas por las que pasearon intelectuales de la talla de Hasday Ibn Shaprut, Jehudah Halevi o Maimónides (RaMBaM). Hasdai Ibn Shaprut (Abu Yusuf ben Yitzhak ben Ezra) חסדאי אבן שפרוט‎ fue médico del califa Abd al Rahman III y llegó a alcanzar altas posiciones en la corte, ocupándose de los asuntos exteriores del califato. Jehudah Halevi ( יהודה הלוי‎ ) fue médico, filósofo y uno de los más grandes poetas judíos de todos los tiempos.

 

Por su parte, la figura del filósofo, rabino y médico Maimónides (Rabí Moshé ben Maimon , מֹשֶׁה בֶּן־מַימוֹן‎ Mōšeh bēn-Maymōn, conocido como RaMBaM “ha Nesher ha Gadol” el gran águila) es de tal importancia que trasciende el mundo judío; autor de obras como “La Guía de los Perplejos” (מורה נבוכים, Moreh Nevukhim) o Mishné Torá (מִשְׁנֵה תּוֹרָה‎‎, “Repetición de la Torah”), hoy día utilizada en todas las “yeshiva” o academias de Torá, vivirá, al igual que Jehudah Halevi, en la España del siglo XII, un período difícil bajo la dominación musulmana Almohade que le forzará al exilio. En Egipto se convertirá en médico personal del sultán Saladino.

 

Nuestra visita guiada nos llevará finalmente a la sinagoga del siglo XIV construida en estilo mudéjar cuando Córdoba ya había sido conquistada por las tropas cristianas de Fernando III el Santo.

 

La Sinagoga

 

 

La palabra sinagoga proviene del griego “synagôgê”, que deriva a su vez del verbo “synagô”, cuyo significado es “juntar, reunir”. En hebreo sinagoga se dice “keneset” (reunión) o “bet ha-keneset” בית כנסת‎‎ (casa de reunión).

 

Podremos identificar el espacio reservado para el Arca de la Alianza donde se custodiaban los rollos de la Torá y, justo en el lado opuesto, el nicho donde se ubicaba la “bimah”. El balcón que corre por la parte superior es la “azara”, lugar reservado a las mujeres para la oración.

 

La sala de oración se encuentra ricamente decorada con yeserías mudéjares con motivos geométricos, vegetales y epigráficos tomados mayoritariamente del Libro de los Salmos.

 

Tras la expulsión de los judíos en 1492, la sinagoga pasa a ser Hospital de Santa Quiteria para enfermos de rabia y, más tarde en el siglo XVI, ermita de san Crispín y san Crispiniano. Poco a poco se perdió la noción de que este lugar había sido una sinagoga (en el siglo XVIII se estucaron tocos sus muros, cubriendo los textos hebreos). En el siglo XIX, cuando este lugar era una escuela de niños, se descubrió que había sido una sinagoga, siendo declarado Monumento Nacional.

Acerca de mí

 

 

Rafael Jesús Álvarez Córdoba

 

Mi nombre es Rafael Jesús Álvarez Córdoba. Cuento con licencia de la Junta de Andalucia para el ejercicio de la actividad de guía de turismo acreditado por los idiomas español, inglés, francés e italiano (LIC. Nº1111). Mi experiencia en el campo de la interpretación del patrimonio y amplio conocimiento de la Córdoba musulmana y judía son ingredientes fundamentales para que, de una manera detallada pero amena, el visitante pueda disfrutar de una experiencia inolvidable.

 

Durante mis visitas privadas personalizadas, los visitantes tendrán la posibilidad de interactuar conmigo y con los lugares que visitaremos de una manera sosegada.

 

Mi deseo es compartir con ustedes el amor y los conocimientos que tengo acerca del legado judío y musulmán de Córdoba de manera que deseen volver a visitarnos!

Contacto